TEATRO

ACTIVIDAD TEATRAL EN EL COLEGIO DE  SUGAMUXI

Por: Lucy Montejo de Caballero

Docente de  teatro  de  1979  al  2000


El teatro es la disciplina artística más completa; es el arte que compendia todas las artes. Es como decía García Lorca: “La poesía que se levanta del libro y se hace humana y al hacerse habla, grita, llora y se desespera. El teatro necesita que los personajes que aparezcan en la escena lleven un traje de poesía y al mismo tiempo que se les vean los huesos, la sangre”.

Para lograr esto es necesario incursionar en todas las ramas del arte. El montaje o puesta en escena de una obra necesita muchísima creatividad y permite a los integrantes de los grupos teatrales desarrollar al máximo sus aptitudes artísticas y al mismo tiempo aplicar muchos conocimientos técnicos.

En este Colegio se coordinan actividades con profesores de otras áreas: En vocacionales (electricidad), los alumnos adquieren los conocimientos que les permiten elaborar sus propias cajas de luces y crear efectos a base de luz; los escenógrafos aplican lo aprendido en dibujo técnico para diseñar las escenografías.

En educación física se coordina con los profesores el tipo de gimnasia más adecuado para la expresión corporal.

Los profesores de química les enseñan a elaborar elementos para crear efectos de humo, colores, etc. Encontré siempre una gran colaboración de todos mis compañeros en la actividad teatral.

Durante los 21 años en los que me dediqué a dictar la cátedra de teatro y coordinar la actividad teatral en el Colegio, he encontrado que es muy formativa para los adolescentes, si se le da un enfoque correcto.

El teatro ha sido considerado durante mucho tiempo en nuestro país como sinónimo de bohemia; esto por la filosofía de algunos grupos. En los inicios se encontró alguna resistencia por parte de los padres de familia, pues temieron que sus hijos al dedicar su tiempo a la actividad teatral descuidaran los estudios y adquieran costumbres bohemias; pero la estricta disciplina, en todo sentido, que se exige a los estudiantes vinculados a la actividad teatral ha hecho que en este momento sean los mismos padres los que desean que sus hijos se vinculen a ella. Un buen número de los alumnos que figuran en la Placa de Honor del Colegio han pertenecido al grupo de teatro.

Es un hecho real que el estudiante que dispone de mucho tiempo libre y no lo utiliza en alguna actividad creativa se va tornando perezoso y baja su rendimiento académico. Si tiene muchas cosas que hacer debe, por obligación, volverse muy organizado, aprender a distribuir su tiempo, y esto redundará en un mejoramiento en todo sentido de su personalidad. Decir que el teatro es formativo, lo hago con la seguridad de la observación real de los resultados.

Los estudiantes adquieren conocimientos que les redundan en beneficio para su mente y su cuerpo. Aprenden a amar la belleza; mejoran su personalidad y adquieren seguridad y responsabilidad.

El hecho de pertenecer a un grupo organizado, La Escuela de Teatro, con metas definidas y normas que cumplir, ha creado un nuevo fenómeno en el Colegio, los estudiantes pertenecientes a esta escuela se han constituido en líderes de sus compañeros y son los que coordinan las actividades culturales en el Colegio e incluso, en muchas cosas, en la ciudad.

Los estudiantes vinculados a la Escuela de Teatro tienen, como ventaja, el hecho de haber recibido un entrenamiento a través de los talleres de expresión corporal: expresión oral, memorización, etc., que les permite expresar con seguridad y aplomo sus ideas. Es mucho más fácil hablar en público cuando el orador tiene una voz entrenada, sabe controlar sus movimientos y organizar sus ideas. He tenido la grata experiencia de comprobar que mis ex alumnos de teatro adelantan con mucho éxito sus carreras universitarias y profesionales, y en su gran mayoría, se han constituido en líderes.

También cuando el colegio tiene algún evento especial como seminarios, juegos intercolegiados, etc., prestan, con gran responsabilidad y efectividad, servicios de coordinación y vigilancia; esto ha hecho que la Escuela de Teatro haya sido citada como ejemplo de organización de grupo estudiantil. Entre los antiguos alumnos de teatro hay brillantes ejecutivos que se destacan en la política, la industria y la administración. Algunos pertenecen a grupos de teatro profesionales, han actuado en televisión y varios son profesores de teatro.

Muchos adolescentes son tímidos, les cuesta trabajo expresarse, sienten miedo de hablar en público. Como educadores todos hemos conocido el caso del estudiante, que teniendo buenos conocimientos de una materia, obtiene malas o regulares notas por su absoluta incapacidad para hablar en público. El teatro es un gran auxiliar en estos casos, pues el aprendizaje de las diferentes técnicas teatrales permite al estudiante una mejor expresión oral. También en el caso de los estudiantes problema, se ha logrado que por medio de la estricta disciplina y organización exigida en los grupos de teatro, ellos hayan extendido estas cualidades a su actividad académica; descubriendo que también hay maneras positivas de llamar la atención.

El teatro en la enseñanza debe tener como objetivo que el estudiante, a través del dominio de su voz, su expresión corporal y la organización de su mente, adquiera seguridad. También, que comprueben en la práctica, que la disciplina y la organización son definitivas para llegar con éxito a las metas propuestas